co.haerentanimo.net
Nuevas recetas

Chefs en casa: Portland House de Jenn Louis y David Welch

Chefs en casa: Portland House de Jenn Louis y David Welch


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Una mirada al interior de la casa de la pareja de energía alimentaria de Portland, Jenn Louis y David Welch.

Si Portland, Oregón, ganara en la ciudad de Nueva York en al menos un departamento, sería con espacio. Claro, Brooklyn tiene muchos jardines compartidos y casas de piedra rojiza, pero las casas de Portland les brindan a los residentes patios para cultivar y habitaciones adicionales para decorar.

Haga clic aquí para ver los chefs en casa: Portland House de Jenn Louis y David Welch (presentación de diapositivas)

Durante el Fiesta Portland festival el mes pasado, The Daily Meal se detuvo en la casa de Jenn Louis y David Welch en el moderno noreste de Portland, trayendo algunas donas Blue Star para la pareja de energía alimentaria detrás de los favoritos locales Lincoln y Taberna del sol. El dúo, que se conoció cuando Louis era cocinero de línea y Welch era ayudante de camarero en el restaurante Wildwood en 1999, se mudó a esta casa de tres pisos en 2006.

Desde entonces, han construido un jardín en el patio trasero y han reunido una impresionante colección de libros de cocina, mientras cuidan a sus tres gatos: Orange Cat (un doble perfecto para Garfield), White Cat y Wasco.

Haga clic en nuestra presentación de diapositivas para echar un vistazo a su hogar de impecable diseño, lleno de antigüedades de la madre de Louis.


Cerveza y bebida navideña

Vergonzoso tiempo de confesión: me encantó La o.c. Sí, esa telenovela adolescente sobre mocosos adinerados en SoCal que se ocupan del amor, la familia y las sustancias con la banda sonora de bandas independientes emergentes. Búrlate de mí si es necesario, pero no puedes ignorar un éxito del programa: la proliferación de Chrismukkah, una mezcla de Navidad y Hanukkah con "ocho días de regalos, seguidos de un día de muchos regalos ".

Ya sea que te guste revivir los días gloriosos de Harbour High o simplemente quieras probar una buena cerveza, ¡estás de suerte! Jueves 15 de diciembre de 5 a 8 pm, el Hop & amp Vine (1914 N. Killingsworth) albergará una Fiesta de Chrismukkah con Sierra Nevada y Ovila, con 8 cervezas especiales de temporada y la oportunidad de donar al Colecta de juguetes del metro de Portland.

Las cervezas de barril están listas para incluir Vida y amp; extremidad (una cerveza oscura y fuerte elaborada con jarabe de arce y carbonatada naturalmente con jarabe de abedul), Pilsner de espuma (una Pilsner de estilo alemán elaborada con maltas europeas y americanas), Celebracion (una cerveza de temporada seca con lúpulo), Black Hop Rising (una combinación de cerveza negra alemana, también conocida como Schwarz bier, e IPA negra estadounidense), Blackaliscious (también conocido como Snowed in Stout, una Imperial Oatmeal Stout), y Saison de Ovila (una cerveza de granja con acentos de frutas y especias).

La entrada al evento es fácil: solo traiga un alimento no perecedero o una donación de $ 1 al Oregon Food Bank. También recibirás un cáliz de Ovila gratis (que se ve así) cuando traigas un juguete para la colecta de juguetes.

¿Necesita otra excusa para beber durante las fiestas? Prepárate para tu propia fiesta de Chrismukkah con Lincoln's Campamento de bar de vacaciones! Esta entrega de eventos instructivos en Jenn Louis y David Welch El restaurante North Williams contará con Christian Krogstad, destilador y propietario de Portland Espíritus de la casa. Aprenda a abastecerse de su barra casera, sumérjase en la historia de los cócteles navideños, vea cómo se hacen los licores y obtenga recetas para algunas bebidas navideñas únicas, todo antes de sentarse a un cena familiar completa en el restaurante (completo con maridajes de cócteles, naturalmente).

Continuará en Lincoln (3808 North Williams Avenue # 127) el sábado 17 de diciembre a las 4:30. Los boletos, incluida la cena y todas las bebidas, cuestan $ 125. Llame al 503-288-6200 para reservar su asiento en el bar y ¡disfrute de una excelente Chrismukkah!


Aprovecha el poder del ácido con vinagre casero

Vinagre de sidra de manzana

INCLUSO POR EL COCINERO OBSESIVO Según los estándares, Ryan Hardy ha incluido una característica bastante peculiar en su apartamento de West Village: un armario de cedro que contiene varios galones de vinagre de vino blanco que ha estado fermentando desde 2006. “Muy pocas personas hacen vinagre a la antigua usanza francesa. Requiere bastante compromiso ”, dijo Hardy, chef y socio del restaurante Charlie Bird de Manhattan.

Eso está cambiando. En consonancia con el creciente interés en los beneficios para la salud y el sabor asociados con los alimentos fermentados, los chefs de todo el país están convirtiendo todo, desde la sidra de manzana hasta las sobras de Pinot Noir en vinagres caseros.

Hardy comenzó a hacer vinagre por casualidad, cuando el compresor se rompió en el refrigerador de vino en su antiguo restaurante, Montagna en Little Nell en Aspen, Colorado, dejándolo con miles de dólares de Borgoña blanco sobrecalentado e imbebible. Queriendo salvar el vino, el Sr. Hardy comenzó el largo proceso de hacer vinagre, que implica el uso de un iniciador bacteriano llamado "madre" o SCOBY (Colonia Simbiótica de Bacterias y Levaduras), que puede parecerse a cualquier cosa, desde una sustancia turbia dentro del botella a un disco de goma que flota en la parte superior. La madre convierte el alcohol del vino en ácido acético, la fuente del amargo ponche del vinagre. Hardy ha estado alimentando a su madre con bacterias durante casi una década, extrayendo muestras para los sous-chefs que parten y transportándolas en el asiento del pasajero en recorridos a campo traviesa.

“Usamos [vinagre] para encurtir tomates, que servimos con ostras. Le aderezamos las hierbas y las servimos con pollo asado. Y usamos vinagre de sidra en ensaladas a base de frutas, como naranja sanguina con hojas de achicoria y achicoria ”, dijo el Sr. Hardy. También bebe una cucharada de su vinagre de vino todos los días como ayuda digestiva.


____________________

Somos un barrio informal que trae comida y bebida más fresca, simple y pura al Miami Design District.
¡USTED ES LO QUE COME!

¡VISITE NUESTRO SITIO WEB EN HARRYSPIZZERIA.COM PARA VER NUESTROS EVENTOS Y ENTRADAS ACTUALES! DISFRUTA DE LOS RECUERDOS A CONTINUACIÓN :))))))

¡Es hora de jugar! Parte de la diversión de tener un nuevo hogar es la inauguración, por lo que desde 2011, Michael ha invitado a algunos de sus talentosos amigos a cocinar en Harry & rsquos. Las cenas emergentes del chef Harry & rsquos ocurren aproximadamente una vez al mes, cada vez con un nuevo chef en la cocina de Harry & rsquos haciendo un menú especial de su libro de cocina, su restaurante o, a veces, algo diferente. Cerramos los negocios habituales para estas veladas íntimas. Son relajados y agradables, con una comida de estilo familiar que se desarrolla en mesas comunes. El cupo es primero llegado, primero servido. Los huéspedes disfrutan de un cóctel de bienvenida, entremeses, cuatro platos, vino y cerveza, y se van a casa con una copia firmada del libro de cocina del chef invitado y rsquos u otras golosinas empaquetadas, con impuestos y propinas incluidos en el precio del boleto. Los boletos se venden exclusivamente en línea para la serie emergente a través de esta página. Las temporadas uno y dos patearon un gran botín, y 2014 se perfila con una alineación poderosa e impresionante. ¡Haga clic a continuación y obtenga un boleto doble! Los asientos son limitados.

[ENTRADAS PARA EL EVENTO AQUÍ] Martes 19 de mayo: Noche de barbacoa en Pizzaland

¡Ya es hora de lanzar el viejo fumador de nuevo! Harry & rsquos Pizzeria le da la bienvenida a Wynwood Brewing Co. para una noche de cerveza y barbacoa en Miami & rsquos Design District. Después de presentar su primera noche de barbacoa en agosto con Athens, GA & rsquos Terrapin Beer Co., Michael Schwartz & rsquos informal vecindario conjunta da la bienvenida a la primera cervecería local de su cartera en el mostrador y con un menú estacionado dentro y fuera del restaurante & hellip También damos la bienvenida al chef Leonardo Maurelli, un chef con sede en Alabama que estuvo allí cuando Michael & rsquos Genuine Home Brew era solo un brillo en los ojos de Michael & rsquos y las presentaciones se hicieron por primera vez a Back Forty Beer Company en un evento de la Universidad de Auburn para aliviar los tornados. El chef de cocina de Harry & rsquos Daniel Ramirez colaborará en el menú. Los boletos cuestan $ 68 e incluyen todo: un menú fijo de barbacoa, acompañamientos y postres, todo lo que quieras para beber cerveza Wynwood (¡también tratamientos especiales!), Impuestos y propinas. ¡Nos vemos a las 6:30! La barbacoa y la cerveza fluirán durante toda la noche, ¡los visitantes sin cita son bienvenidos!

Temporada 2015

[ENTRADAS PARA EVENTOS AQUÍ] Miércoles, 18 de febrero: Cockscomb Pizzeria con Chef Chris Cosentino

Chris Cosentino, también conocido como @OffalChris, se graduó del programa culinario en Johnson & amp Wales University y pasó a construir su r & eacutesum & eacute en Red Sage en Washington, DC y Rubicon, Chez Panisse, Belon y Redwood Park en el área de la bahía de San Francisco. . Cosentino ocupó su primer puesto de chef ejecutivo en Incanto en 2002, donde sus inspiradas e innovadoras interpretaciones de la comida rústica italiana le valieron rápidamente al restaurante elogios de la crítica y el público hasta su cierre en 2014. Además de servir como chef / socio de Porcellino (en el primer Incanto space), Cosentino es también co-creador y chef de la salumeria artesanal Boccalone y ha ganado reconocimiento internacional como un destacado experto y defensor de la cocina de despojos. Ha aparecido notablemente en Food Network en Next Iron Chef America y Chefs vs. City y ha escrito varios artículos de primera mano para publicaciones nacionales, incluida la revista Mountain Biking, Jamie Oliver y el cómic favorito de culto Wolverine. 2012 vio el debut del primer libro de cocina de Cosentino & rsquos & ldquoBeginnings: My Way to Start a Meal & rdquo de los medios de Olive Press y su debut en la serie BRAVO & rsquos & ldquoTop Chef Masters & rdquo ganando más de $ 140,000 para la fundación Michael J. Fox para la investigación de Parkinson & rsquos como el ganador de la cuarta temporada. Cosentino es embajador de la marca Shun Cutlery con una línea propia de cuchillos y debutará con un nuevo concepto, Cockscomb, en el barrio de San Francisco & rsquos SoMa en el invierno de 2015. Actualmente está trabajando en un título dedicado a los despojos con el escritor y fotógrafo Michael Harlan Turkell publicado por Clarkson Potter en 2015. No podemos esperar a probar Cockscomb en Miami de cara al fin de semana del Festival de comida y vino de South Beach.

Temporada 2014

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 4 de noviembre: Mozza Pizzeria con Chef Matt Molina

Después de 6 años en Campanile bajo la tutela de Nancy Silverton, Matt pasó a entrenar en Del Posto en la ciudad de Nueva York en preparación para su papel como chef ejecutivo de Pizzeria Mozza y Osteria Mozza. Como chef ejecutivo en Pizzeria Mozza & amp Osteria Mozza, Matt ha recibido tres estrellas de S. Irene Virbila, crítica gastronómica de Los Angeles Times, para ambos restaurantes. En 2008, Matt fue nominado para & ldquoRising Star Chef & rdquo & amp & ldquoBest New Restaurant & rdquo en Osteria Mozza por la James Beard Foundation y luego recibió el galardón como & ldquoBest Chef Pacific & rdquo en 2012. Más recientemente fue coautor, con Nancy Silverton y Carolynn Carreño. , The Mozza Cookbook: Recipes From Los Angeles & rsquos Favorite Italian Restaurant and Pizzeria (Knopf, 2011). ¡Estamos encantados de dar la bienvenida a Matt Molina a Harry & rsquos for Mozza Pizzeria el martes 4 de noviembre a las 7 p.m.!

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Pizzería Terrapin: una nueva cerveza artesanal y una parrillada emergente en Harry & rsquos: martes 26 de agosto

¡Harry & rsquos Pizzeria da la bienvenida a su primer maestro cervecero invitado para un nuevo tipo de cerveza pop-up & hellip y estilo BBQ! Tome uno de nuestros platos de pizza forrados y visite nuestras estaciones de comida interiores y exteriores, que incluyen SMOKER (paleta de cerdo a la barbacoa y pechuga con dos salsas, ensalada de repollo, panecillos de papa y una vasija grande de mantequilla) VEGETAS FRÍAS (ensalada de arroz sem-chi de Florida , verduras marinadas a la parrilla y ensalada de sandía y queso feta) y HORNO DE LEÑA (cabeza de camarón agridulce asado y maíz entero en papel de aluminio con cilantro y mantequilla de lima y queso cotija. Las mesas al estilo comunal estarán repletas de pepinillos de la casa y salsa picante y un montón de toallas dobladas en C, por supuesto. Terrapin Beer Co. & rsquos Spike Buckowski estará detrás de nuestro MOSTRADOR sirviendo nuevas botellas y latas de la cartera de verano de la cervecería y rsquos con sede en Athens GA, y los servidores de Harry & rsquos volarán por la habitación con ¡Jarras de medio galón para asegurarse de que ningún vaso esté vacío! Como si eso no fuera suficiente para despertar su silbido, Hedy Goldsmith & rsquos consiguieron algunos REGALOS al estilo sureño bajo la manga, que se pasarán alrededor de las 8:30 (pastel de mantequilla de maní congelada pops, Michael & rsquos Genuine Home Brew, flotadores y tarta de losa con fruta.) El evento comienza a las 7:00 p.m. ¡Sea puntual! ¡Los boletos cuestan $ 68 e incluyen todo!

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 5 de agosto: Pizzería Spiaggia con el chef Tony Mantuano

Más a menudo reconocido por la segunda temporada de Bravo & rsquos & ldquoTop Chef Masters, & rdquo Chef Tony Mantuano es un 2005 James Beard Foundation Best Chef Midwest, chef / socio de Spiaggia (Chicago) Lorenzo (South Beach) Bar Toma (Chicago) Terzo Piano ( Art Institute of Chicago,) y Mangia Trattoria (Wisconsin,) Los siguientes para Mantuano son River Roast, su primer restaurante no italiano en Chicago & rsquos River North, que abre este mes y ofrece comida de taberna estadounidense contemporánea, así como Spiaggia & rsquos 30th (.) aniversario. ¡Michael está encantado de darle la bienvenida a Tony para que se haga cargo de Harry & rsquos Pizzeria el martes 5 de agosto a las 7 p.m.!

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 1 de julio: Pizzería FT33 con el chef Matt McCallister

Matt McCallister es un nombre que desea saber. Nuestro primer texano en aparecer en Harry & rsquos Pizzeria y seguramente no será el último, el chef ejecutivo y propietario de FT33 en Dallas sirve cocina moderna inspirada en la temporada alta y rdquo en su primera aventura en solitario, inaugurada el 13 de octubre de 2012. Matt tiene que ver con la más alta calidad. productos y los trata con respeto. "No imprimo mi menú hasta que sepa qué ingredientes son los mejores ese día", explica. & ldquoEsa debería ser la progresión natural, en lugar de hacer lo contrario, creando un plato y forzando cualquier ingrediente disponible en él. & rdquo McCallister también tiene una inclinación por crear combinaciones de ingredientes poco ortodoxas. McCallister ha recibido críticas muy favorables basadas exclusivamente en su técnica progresiva característica, y la comida moderna inspirada en el mercado de los agricultores y rsquo. Como número 24 en su serie chef pop-up, ya era hora.

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 8 de abril: The Ordinary Pizzeria con el chef Mike Lata

Mike Lata es chef / socio del restaurante FIG en Charleston, SC, que abrió en 2003 con su socio Adam Nemirow y acaba de ser nominado para un premio Beard 2014 por servicio de vino excepcional. En diciembre de 2012, Lata y Nemirow abrieron The Ordinary, un clásico bar de ostras y sala de mariscos en el distrito de Charleston & rsquos Upper King, con gran éxito local y nacional. La Fundación James Beard nominó a The Ordinary como Mejor Restaurante Nuevo en 2013, y GQ, Esquire y Bon App & eacutetit también lo nombró uno de los mejores restaurantes del año. Cuando no está en la cocina, se puede encontrar a Mike golpeando los enlaces, conduciendo sus preciadas motocicletas Ducati o disfrutando de la vida con su esposa, Emilee, y su hijo, Henry.

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 19 de febrero: Lincoln Pizzeria con la chef Jenn Louis
Jenn Louis y su esposo David Welch abrieron su primer concepto de ladrillo y mortero, Lincoln Restaurant en 2008. Un equilibrio entre lo antiguo y lo nuevo, lo moderno y lo clásico, lo rústico y lo refinado. El menú de Louis & rsquo se inspira en las estaciones, recolectando ingredientes del noroeste del Pacífico cultivados localmente y transformándolos en platos sofisticados pero honestos. Su mezcla de fortaleza y delicadeza inmediatamente convirtió a Lincoln en un destacado en la escena de los restaurantes de Portland. Pocos meses después de la apertura, el restaurante fue reconocido como uno de los 50 mejores restaurantes nuevos de América del Norte de Cond & eacute Nast Traveler & rsquos & ldquoHot List & rdquo, mientras que Louis fue reconocido como semifinalista de la Fundación James Beard 2010 y 2011 & rsquos & ldquoBest Chef Northwest & rdquo y como un 2012 Mejor Nuevo Chef de Alimentos y Vinos.

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 21 de enero: Pizzería Toro con los chefs Ken Oringer y Jamie Bissonnette

El chef y restaurador ganador del premio James Beard Ken Oringer y Food & amp Wine & rsquos 2011 Best New Chef: People & rsquos Choice y el nominado al premio James Beard 2013 Jamie Bissonnette son co-chef / propietarios de Coppa, una enoteca íntima que se ha convertido rápidamente en un destino popular en el South End. en Boston, que sirve platos pequeños italianos, charcutería casera, pizzas al horno de leña y pastas artesanales. Desde la cocina italiana hasta la elegante comida francesa, pasando por la cocina mexicana informal y colorida, Ken Oringer es chef y propietario de restaurantes que se extienden por todo el mundo. Los seis restaurantes de Oringer & rsquos en Boston se encuentran entre los más populares y aclamados por la crítica de la ciudad y los rsquos. Jamie Bissonnette es un campeón de la cocina de la nariz a la cola y es conocido a nivel local y nacional por su excepcional charcutería y su apasionada dedicación a apoyar a los proveedores locales sostenibles. Toro es el restaurante de tapas estilo barcelonés two & rsquos ubicado en Boston & rsquos South End y ahora con una nueva ubicación en el lado oeste de Manhattan & rsquos que sirve platos pequeños tradicionales y modernos de estilo español elaborados con ingredientes locales y sostenibles. No podemos esperar para recibir a estos dos en Miami para celebrar la cocina catalana en todas sus formas por primera vez en Harry & rsquos.

Temporada 2013

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 12 de noviembre: City Grocery Pizzeria con el chef John Currence

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 1 de octubre: Ford & rsquos Filling Station Pizzeria con el chef Ben Ford

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 27 de agosto: Pizzería Zahav con el chef Michael Solomonov

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 16 de julio: Pizzería SPQR con el chef Matthew Accarrino

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 18 de junio: Pizzería Osteria con el chef Jeff Michaud

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 23 de abril: pizzería Quality Clam con chef Joey Campanaro

[FOTOS DEL EVENTO AQUÍ] Martes 12 de marzo: Telepan Pizzeria con el Chef Bill Telepan

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 20 de febrero: Cerdo manchado Pizzería con la chef April Bloomfield

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 15 de enero: Publican Quality Meats Pizzería con el chef Paul Kahan

Temporada 2011-12

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Lunes 5 de noviembre: Pizzería de chocolate caliente con Mindy Segal

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Lunes 22 de octubre: pizzería Locanda Verde con el chef Andrew Carmellini

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 12 de septiembre: Pizzería Empire State South con los chefs Hugh Acheson y Ryan Smith

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 15 de agosto: Pizzería Hot & amp Hot Fish con el chef Chris Hastings

[FOTOS DEL EVENTO AQUÍ] Martes 17 de julio: Pizzería Riesling con el director de vinos y el señor supremo de SOR Paul Grieco

[FOTOS DEL EVENTO AQUÍ y AQUÍ] Domingo 17 de junio: Pizzería de animales con los chefs Vinny Dotolo y Jon Shook

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Martes 22 de mayo: Pizzería Sbraga con el chef Kevin Sbraga

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 4 de abril: Pizzería en invernadero con el chef Jonathon Sawyer

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 22 de febrero: Vetri Pizzeria con el Chef Marc Vetri

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Miércoles 1 de febrero: Pizzería Barbuto con el chef Jonathan Waxman

[¡FOTOS DEL EVENTO AQUÍ!] Domingo 20 de noviembre de 2011: Prune Pizzeria con la chef Gabrielle Hamilton









El tema minimalista y los temas mdash de Tumblr de Pixel Union | Desarrollado por Tumblr


Moonshine en Sunshine Tavern

Por un lugar llamado Sunshine Jenn Louis y David Welch bar de barrio seguro que ama la noche. Sunshine Tavern estrenó recientemente su hora feliz tarde en la noche, chock-a-block con golosinas calientes para el estómago untado con queso, salsa, salsa de tomate y más queso (mas uno asesino ensalada).

Las ofertas de la hora feliz de Sunshine se sienten como Versiones adultas de esas comidas nocturnas de placer culpable en los dormitorios.—Pensar en chicharrones reinventados (cracklin de cerdo con pimentón y sal marina, $ 2), macarrones con queso (cilindros gruesos de rigatoni cubierto con una salsa decadente de queso cheddar blanco, parmesano y fontina con una generosa pizca de pan rallado de ajo, $ 5), papas fritas con queso (Papas fritas con salsa de queso con salsa de salchicha de cerdo italiana, pesado en el hinojo y aún más pesado en el delicioso, $ 5), sándwiches de jamón y queso (Jambon burre royale con mantequilla, sal maldon, rábanos e hinojo, $ 5) y platos de huevo centrados en la yema (Huevos al horno con salsa de tomate, aceitunas negras curadas y tesa salada, $5).

Imagínese lo grandiosa que hubiera sido la universidad si Jenn Louis había preparado tus bocadillos nocturnos! Probablemente te haría comer tus verduras, pero, oh, qué deliciosas verduras serían. Mi plato favorito de la noche fue el ensalada de lechuga romana con alcaparras fritas, parmesano y vinagreta de ajo ($ 5): un César clásico que era a la vez brillante, cremoso, crujiente y abundante (un contrapunto perfecto para los sabores untuosos de cualquier otro plato).

Huevos al horno y patatas fritas con salsa de queso, sofisticados bocadillos nocturnos.

En el lado líquido de las cosas Sunshine Tavern no tiene miedo de jugar con su cerveza. Prueba el Margavesa (mitad margarita fangosa, mitad pilsner), el dulce y veraniego Limón Shandy (EKU Pils y limonada), el sabroso Michelada (EKU Pils, jugo de lima, salsa Worcestershire, tabasco, sal y pimienta), o un clásico Cerveza roja (EKU Pils, mezcla casera de tomate picante, rábano picante, jugo de lima y tabasco), cada uno solo $ 5 durante todo el día. Durante la hora feliz, las cervezas de barril cuestan $ 3, y ciertos cócteles especiales, margaritas fangosas caseras y bebidas de vino de la casa cuestan $ 5.

Desde el sol hasta la luz de la luna, todas las noches.

La próxima vez que estés cruzando por la División cuando todos los demás hayan cambiaron sus letreros pintados a mano de ABIERTO a CERRADO , deténgase en Sunshine Tavern para un sorbo, un bocado, un trago de Pac-Man y un lado del tejo, y sonríe toda la noche.


El antiguo restaurante de Wildwood ganó & # x27t se convirtió en un Rite Aid después de todo

El mes pasado, una solicitud de licencia de licor mostró que la antigua casa de Wildwood, un restaurante pionero de Portland de la granja a la mesa, estaba programado para convertirse en un Rite Aid.

Resulta que permanecerá vacante al menos un poco más.

Wildwood, que abrió en el noroeste de Portland en 1994, fue uno de los pocos restaurantes, incluido el cercano Zefiro, para ayudar a cambiar la reputación culinaria de Portland & # x27s de un restaurante atrasado a un destino gastronómico. En 1995, Wildwood fue nombrado el restaurante del año de Oregonian & # x27s. Tres años después, Schreiber se llevó a casa el premio James Beard al Mejor Chef del Noroeste.

Mientras tanto, el restaurante ayudó a impulsar las carreras de media docena de reconocidos chefs y gerentes generales de Portland, incluidos Nancy Hunt y Randy Goodman de Bar Avignon, Adam y Jackie Sappington de Country Cat y Jenn Louis y David Welch de Lincoln.

Al final, la cadena de farmacias, que Walgreens compró recientemente, decidió no seguir adelante con el contrato de arrendamiento, según un portavoz de Rite Aid.


El antiguo restaurante de Wildwood podría convertirse en una farmacia

El antiguo hogar de uno de los restaurantes de la granja a la mesa más pioneros de Portland pronto podría convertirse en una farmacia, según una reciente solicitud de licencia de licor.

Northwest Portland & # x27s Wildwood, que fue inaugurado por el chef Cory Schreiber en 1994, fue uno de los pocos restaurantes, incluido el cercano Zefiro, para ayudar a cambiar la reputación culinaria de Portland & # x27s de un restaurante atrasado a un destino gastronómico.

En 1995, Wildwood fue nombrado el restaurante del año de Oregonian & # x27s. Tres años después, Schreiber se llevó a casa el premio James Beard al Mejor Chef del Noroeste.

Mientras tanto, el restaurante ayudó a impulsar las carreras de media docena de reconocidos chefs y gerentes generales de Portland, incluidos Nancy Hunt y Randy Goodman de Bar Avignon, Adam y Jackie Sappington de Country Cat y Jenn Louis y David Welch de Lincoln.

El restaurante cerró en 2014. Desde entonces, el edificio, en 1221 N.W. 21st Ave., se ha quedado vacante. El mes pasado, Rite Aid presentó una solicitud de licencia de licor para el espacio.

Según Tom Garnier, el propietario del edificio y # x27s, algunos inquilinos del restaurante expresaron interés en el espacio después del cierre de Wildwood, pero nada se materializó. En un correo electrónico, Garnier escribió que aún no se ha firmado un contrato de arrendamiento, pero "Rite-Aid ha realizado un esfuerzo serio para asegurar el edificio".


Se anuncian los concursantes de la temporada 5 de Top Chef Masters

Hoy Bravo le dijo al El Correo de Washington los concursantes de Maestros de los mejores chefs quinta temporada, que se estrenará el 24 de julio. Hay dos nuevas adiciones a la rutina habitual de los chefs establecidos que compiten por el título de "Top Chef Master" y $ 100,000 para la organización benéfica que elijan: "Battle of the Sous Chefs" será una competencia en línea organizada por el chef. Hugh Acheson en el que los sous chefs pueden obtener ventajas para sus jefes que compiten en Maestros de los mejores chefs. Adicionalmente, Bryan Voltaggio competirá como el primer Master Cheftestapant en haber competido en El mejor chef. Voltaggio fue visto corriendo por Whole Foods en Los Ángeles en enero.

Los chefs que compiten en la quinta temporada son:

David Burke (David Burke Townhouse, Nueva York)
Douglas Keane (anteriormente de Cyrus, Healdsburg, CA)
Sue Zemanick (Gautreau's, Nueva Orleans)
Richard Sandoval (Restaurantes Richard Sandoval)
Bryan Voltaggio (Volt, Frederick, MD)
Franklin Becker (The Little Beet, Nueva York)
Lynn Crawford (Ruby Watchco, Toronto, Canadá)
Odette Fada (anteriormente de San Domenico, NYC)
Neal Fraser (anteriormente de Grace, Los Ángeles)
Jennifer Jasinski (Bistro Vendôme, Denver, CO)
Jenn Louis (Restaurante Lincoln, Portland, OR)
Herbert Wilson (Sushi Samba, Las Vegas) y
Sang Yoon (Oficina del Padre, Los Ángeles).

Los rumores anteriores sobre Wilson resultan ser correctos. Persona de televisión Piedra de Curtis regresa como anfitrión, y Alimentos y vinos Gail Simmons será "crítico principal". A continuación, el primer episodio de Battle of the Sous Chefs y el comunicado de prensa:


Encuesta a lectores 2012: Mejor restaurante en Portland # 25-30

Algunas notas: en la encuesta anual, 30 restaurantes recibieron sustancialmente más votos que las otras nominaciones. Por esa razón, limitaré esta lista a aquellos. Se enumeran al revés, por el número de votos recibidos. Los diez primeros estarán en su propia publicación especial.

25.Wafu - Trent Pierce, anteriormente chef del muy querido Fin, abrió Wafu, un bar de fideos "estilo japonés", a fines del verano pasado. Al igual que Boke Bowl, tienen ramen, aunque tienen otras opciones de platos pequeños que son más "exclusivos", como el estupendo edamame, que se eleva al vapor con especias y soja. Comience con el tartar de ternera con jengibre, daikon, mayonesa picante, shiso, wasabi tobiko y chips de raíz de taro. Te llega en una embriagadora oleada de sabores y texturas.

Me gusta cualquiera de los ramens, los fideos de la casa con guarnición de menma (brotes de bambú fermentados), kamaboko (pastel de pescado blanco en puré), cebollín, huevo escalfado y aceite de ajo negro son los elegidos y cuestan solo $ 10. Pero mis platos favoritos son el ceviche, codorniz con mostaza de mora afrutada, brochetas de bistec, la mejor tempura que he probado en Portland y la lengua de cordero braseada con mantequilla. El menú es variado con muchas opciones interesantes, aunque la calidad de una noche a otra parece variar más de lo que debería.

Aunque los cócteles generalmente están bien compuestos, si no ha estado expuesto al saki antes, intente obtener un vuelo de tres, es una excelente manera de aprender. Consulte el tablero para ver las ofertas especiales: ¡todavía no he tenido una mala! Muchos de los platos son sin gluten y están marcados como tales en el menú.

  • Dirección: 3133 SE Division St., Portland OR 97202.
  • Teléfono: (503) 236-0205
  • Horas: Lun. A sáb. De 5 pm a 10 pm
  • Hora feliz:
  • Política de reserva:
  • Nivel de ruido: moderado
  • Precio: moderado

26. Cocina del parque & # 8211 Durante años, Park Kitchen estuvo en la lista de todos los amantes de la comida que visitaban Portland y por una buena razón. La cocina ofrece constantemente comida interesante e innovadora todas las noches. Fueron los destinatarios de mi Restaurante del Año 2006. Desafortunadamente, el restaurante no atrae a las multitudes. La mayoría de las personas que conozco se quejan de que la comida se ha vuelto demasiado cara, pero de vez en cuando voy a cenar al bar y sigo disfrutando de las interesantes combinaciones de sabores y el excelente personal. .

Un buen chef puede cerrar los ojos y probar un plato antes de prepararlo. Esta habilidad se compone del conocimiento de la química de los alimentos y cómo funcionan las cosas juntas, una memoria perfecta de los ingredientes. Dos descripciones de platos para que degustes en tu mente: “Sopa de chirivía, almendras y alcaparras”. Es impresionante, un suave puré terroso, con un chorrito de aceite de oliva herbáceo para alegrar un día de invierno y almendras para darle un crujido inesperado. Mientras indagaba, encontré sorprendentes pequeñas explosiones de sabor en las alcaparras. Justo cuando pensé que había descubierto el paladar, otro estallido de sabor: pequeños círculos agrios de kumquat se esparcieron por la base. Consigue una sinergia perfecta entre componentes. Aquí hay otro. "Carne de cerdo, col dolmas y salsa de kumquat". La carne de cerdo está húmeda y tierna, hirviendo a fuego lento en un hermoso abanico sobre el plato. Mientras doy un bocado, la salsa detiene mi conversación. Es verde ... mantecoso ... No puedo pensar en los sabores, así que detén a la camarera. Resulta que es jugo de espinacas, hígado de pato y mantequilla. Buen Dios, es una de las mejores cosas que he comido en mucho tiempo. Luego se pone mejor más finas rodajas de kumquats, un perfecto contrapunto a la sedosa salsa, salpican el plato. Continuando, pruebo una de las dolmas. El repollo es tan fino que parece una red que me recuerda a los callos. Pido pan para absorber las sobras.

Para la experiencia completa de lo mejor que la cocina tiene para ofrecer, pruebe los menús de degustación: el menú de platos pequeños cuesta $ 40, el menú de platos pequeños y grandes cuesta $ 50. Puedes leer mi reseña de 2006 aquí.

  • Dirección: 422 Northwest 8th Avenue Portland, OR 97209 Mapa
  • Teléfono: (503) 223-7275
  • Horas: todas las noches a las 5 p.m. y # 8211 a las 7 p.m.
  • Hora feliz: en el bar, lunes y sábados de 17:00 a 19:00
  • Nivel de ruido: moderado
  • Precio: caro

27. Seleccion natural - Este nuevo restaurante vegetariano / vegano está conquistando a la comunidad, conquistando tanto a los vegetarianos como a los carnívoros. La selección de colores, texturas y sabores del chef es impresionante. Utiliza flores de varios vegetales junto con artículos secos para intensificar los sabores, texturas y para agregar color & # 8211 esta es una pintura en un plato. Ponte en las manos de la cocina y prueba la cena de cuatro platos por $ 35. La selección reciente consistió en agnolotti de maíz y mascarpone con frijoles de mar, berros, aceite de trufa y caldo de maíz, una ensalada de frijoles frescos: escarola, pimientos, nueces, vinagreta de huevo y aceitunas, calabaza, escabeche de ajo y gratinado de papa con remolacha, zanahoria, habas frijoles y salsa verde, y budín de pan de albaricoque y brioche con arándanos, bálsamo de limón y crema fresca de vainilla. ¿Todavía hambriento? Pruebe el crumble de durazno brillante y manzana & # 8211 summer en un plato.

Las selecciones también están disponibles a la carta y los tamaños de las porciones son más grandes de lo que cabría esperar. ¡Este no es el típico restaurante vegetariano!

  • Dirección: 3033 NE Alberta St., Portland OR. 97211.
  • Teléfono: (503) 288-5883
  • Horas: Mié - Sáb 5:30 pm-10pm
  • Hora feliz: n / A
  • Política de reserva:
  • Nivel de ruido: moderado
  • Precio: moderado

28. Vaso de precipitados y matraz de amplificador El concepto original de & # 8211 Kevin Ludwig & # 8217 para Beaker & amp Flask fue un excelente programa de cócteles y una pequeña selección de buena comida para combinar. A medida que la multitud atravesaba las puertas, se dio cuenta de que la comida también podía ser un foco importante y amplió el menú.

El espacio es bastante agradable. Una hermosa pared curva de ventanas ocupa el lado oeste del restaurante. Las cabinas de color oscuro son cómodas y lo suficientemente grandes para grupos. El verde menta se ha utilizado tanto en las paredes como en el azulejo debajo de la barra, para un efecto relajante. Los elegantes pisos de concreto pulido y un techo sin terminar rinden homenaje al pasado industrial del edificio.

No puedo revisar Beaker & amp Flask sin dedicar algo de tiempo a las bebidas. Kevin se toma en serio el arte de mezclar bebidas, y ya sea que esté buscando un cóctel tradicional o una bebida más moderna, puede estar seguro de que todo lo que combinen se preparará correctamente. Los cócteles se sirven en cristalería vintage, un toque agradable. Con algunas de las bebidas especiales, la combinación de ingredientes puede parecer un poco desagradable al principio, pero haz un acto de fe para encontrar un licor base que te guste y prueba uno de los especiales. Great care is taken not only in the quality of the liquor, but many of the ingredients are homemade, and even the ice cubes are matched to the type of drink being served.

If you have followed this site for any length of time, you know that, in general, my mantra is less is more – keep things simple and let quality ingredients speak for themselves. Unfortunately, many chefs don’t adhere to this principle, and tend to overload dishes with an abundance of ingredients to show off their mad skills. The chef seems very comfortable in the kitchen and doesn’t play this game. Instead, he selects ingredients based on the best available, and fashions dishes that showcase the different flavor combinations.

Try the sweetbreads. Early this summer they were pan-seared and served with a medley of spring vegetables and bacon chowder. The glands are clean, creamy and loaded with flavor. More recently, they were paired with Dungeness crab, late summer corn and shell bean succotash. Don’t miss them. I’ve eaten so many pork cheeks at Beaker & Flask that pigs for miles around must have lost their dimples. As of this writing, they are served on crisp bread with bright braised peppers and onions, amazing tender pickled octopus, earthy cheeks and a creamy yellow aioli. A dusting of green herbs gives a splash of color, and a slight spiciness provides a pleasant finish. While the combination of beef cheeks and octopus may seem a bit strange, the first few bites will win you over. On another evening, they were running pan-seared halibut, which arrived laying alluringly in a purée that burst with carrot flavor. The fish was sprinkled with bright green English peas, and topped with a lovely little mound of bay shrimp. Crème Fraîche finished the dish, providing a creamy backdrop for the carrot flavor. The fish was moist and crisp, all the colors and flavors contrasting beautifully without overpowering each other.

You get the idea – Beaker & Flask is a force to be reckoned with. You can read my complete review here.

  • Dirección: 727 Southeast Washington Street Portland, OR 97214 Map
  • Teléfono: (503) 235-8180
  • Horas: Mon – Sat 5pm – 11pm
  • Hora feliz: Daily at the bar, 5pm-7pm
  • Política de reserva: Mesa abierta
  • Nivel de ruido: moderado
  • Precio: moderado

29. Lincoln has not only become a neighborhood favorite but Portland-wide as well. Owners David Welch and Jenn Louis strive to keep the Mediterranean-based menu interesting to foodies and approachable to everyone. From my experience, the food has gotten better and better over the years as they’ve found their footing. Jenn was recently nominated for a James Beard award, and Food & Wine named her as one of 2012’s Best New Chefs, which I think has led to new confidence on the part of everyone working at the restaurant.

The space is modern yet warm, and I’ve never experienced anything but excellent service. The menu pays great respect to whatever ingredients are in season, letting them speak for themselves. This summer the current offerings include fried zucchini with green tomatoes, aioli and pecorino Romano, a salad of summer lettuces with blackberries and preserved lemon, and a panzanella salad of toybox tomatoes, bacon and buttermilk blue cheese.

Favorite appetizers include a throwback to a dish I used to make as a kid – “baked hen eggs” – this week with cream, Castelvetrano olives and herbed breadcrumbs. Others are grilled octopus with fennel, Taillades olives, summer lettuces and pimenton, and zucchini and squash salad with ricotta, lemon and mint.

Pasta is hand-made and is always part of the menu. Half courses are available. Different versions rotate depending on the seasons. Recent choices are buckwheat fettuccine with rabbit ragu, and ricotta cavatelli with corn, zucchini, basil pesto and Romano. Jenn is currently working on a book about gnocchi, and her interest shows the pasta are some of the best items on the menu.

Though I really enjoy the appetizers and pasta, proteins are not forgotten. A friend just raved about “an outstanding albacore tuna with frikeh, fennel, lemon cucumber, mint and olivada”. The rib eye steak is always a good choice, cooked just as ordered with a topping of blue cheese butter. You can’t go wrong with the crackling, roasted half-chicken with shoestring potatoes and freckled romaine.

I love going to Lincoln with friends on a warm summer evening, enjoying the breeze drifting in through the big roll-up doors, good wine and good food.

  • Dirección: 3808 North Williams Avenue Portland, OR 97227
  • Teléfono: (503) 288-6200
  • Horas: Tue – Thu 5:30pm-9pm
  • Hora feliz: Tues – Fri 5:30pm-7pm
  • Nivel de ruido: moderado
  • Precio: moderado

30. Noisette – Chef Tony Demes has worked under famed chefs Thomas Keller, Michael Romao, Roland Cheneau and David Bouley. In 1995 he opened the lauded Couvron in Portland, which was known for its hours-long tasting menus. In the late 90’s Demes closed the restaurant and opened a NYC version, but then returned to Portland in 2010 to open Noisette, a restaurant with cooking based on French technique, featuring local ingredients.

The menu is made up of small plates, so you can compose your meal by what dishes interest you. However, be prepared to order 3 or 4 plates or you will leave hungry. The cost can add up quickly, and those who are not familiar with the concept of small tasting plates will probably not appreciate this restaurant. If you want a truly romantic experience, the entire table can order the eight-course tasting menu for $75 a person in the long run, I think it is a better deal. Recently the fixed menu consisted of Oregon line-caught albacore, Maine dayboat lobster, organic butternut squash soup, a BC diver scallop, Idaho white sturgeon, Moulard duck magret and liver, Oregon Natural New York strip steak alongside Painted Hills braised short ribs, finished with a Noisette Souffle for dessert.


Valentine's couples in the kitchen

Some couples who cook together turn the kitchen into a battleground while others manage to do it with ease. So is it quality time together or just a recipe for a fight?

If you both happen to work in the same restaurant, you tackle that challenge every day.

In honor of Valentine's Day, we sat down with three Oregon culinary couples and asked them to share the stories of their culinary careers and the lessons they've learned from working together, both professionally and in their kitchens at home. We hope their answers will inspire you to return to your own kitchen and start reaping the rewards of making a meal together.

-- Ashley Gartland, special to The Oregonian

View full size Ross William Hamilton, The Oregonian Jenn Louis and David Welch of Lincoln Restaurant

Jenn Louis and David Welch

Louis and Welch met early in their culinary careers when she was finishing a stint in the kitchen at Wildwood and he was starting work busing in the dining room. "We were pretty enamored with each other," Welch says. Now they own Lincoln, where Louis works as the chef and Welch manages the bar program and front of the house.

What they cook together:

At the restaurant, Louis presents seasonal ingredients in refined dishes that let their inherent qualities shine. At home, the couple say they are a bit more healthfully minded but still focus on creating simple, rustic meals.

When Louis and Welch have a night off together, they often plan a "pizza party" at home. "We take some flatbread from the walk-in and, depending on what we have around the restaurant, we'll bring a few cheeses and toppings home and make personal pizzas and a salad," Louis says. "It's a really quick meal and an easy one to make."

Their secret to success:

Welch and Louis don't believe couples should split meal-making duties equally. Instead, they've learned to acknowledge each other's strengths when they plan meals together. Even when they're cooking at home, Louis prepares the food, and Welch selects the wine and spirits to go with the meal. "That notion of equality and that you have to do everything together equally is, in my opinion, a recipe for disaster," Welch says. "There is nothing more gratifying than watching your partner do something really well.


When ‘Local Sourcing’ Means Aisle 12

You buy your sunflower shoots, summer cherries and free-range chicken at the farmers’ market. You stuff your canvas tote bag with organic and artisanal goodies: a sticky jar of raw wildflower honey, a wedge of pungent cheese from a rustic dairy, a loaf of whole-grain bread that’s so dense and bumpy with seeds and nuts that it resembles a block of macadam.

Hauling this nourishment home makes you feel noble and healthy. You’re supporting local farmers and entrepreneurs. You’re in touch with the earth.

So then why is it, you wonder, that when you get home from work one evening, drained and famished, you find yourself layering slices of American cheese onto a bed of mass-produced white bread, frying it up in butter whose provenance you know only as “the supermarket,” and dunking the crispy melting result into a lake of Heinz ketchup?

¿Por qué? Well, because it’s delicious, for one thing.

But there are other reasons, too, and they’re worth considering as the Fourth of July rolls around. Because let’s be frank: As much as we dutifully internalize the wise teachings of Alice Waters and Michael Pollan, there are plenty of unlocal, unartisanal and unapologetically corporate products that we continue to crave and cook with.

And that may be fine, at least in moderation, as some of the nation’s most principled and acclaimed chefs will assure you. To declare your independence as an American eater is to embrace the knowledge that the pursuit of happiness is sometimes going to involve mustard or peanut butter that might have been stirred by a robot.

Ask around, and it’s rare that you’ll find a leading light in the culinary world who doesn’t have a semi-secret fondness for at least one of these supermarket stalwarts, whether Hellmann’s mayonnaise or Skippy peanut butter, Premium saltines or Oreos or Cheerios, American cheese or generic ice-cream sandwiches.

“There is something to be said about all those things,” said Dan Kluger, the chef at ABC Kitchen, whose Web site proclaims that the New York restaurant is “passionately committed to offering the freshest organic and local ingredients possible.”

A lot of grocery-store staples “may not be organic,” he added. “They may not be the best products in terms of our environment and G.M.O.’s and all those kinds of things, but we kind of grew up with them, and you can’t help but revert back to them in a pinch.”

Besides, said Wylie Dufresne, the chef at WD-50 in New York: “It’s actually a fuller life to try all that stuff. I would rather not be pious about things.”

He should know. While creating his playfully surreal reinterpretations of American cuisine, Mr. Dufresne powers himself through a day in the kitchen by dipping into a ready stockpile of American cheese slices.

Imagen

“I like all cheese, but my guiltiest pleasure is definitely American cheese,” he said. “We have it in the restaurant all the time. The guys know that they need to stock Land O’Lakes American, or Chef will not be pleased. I’ve got probably four five-pound blocks of it in my walk-in right now. I’m constantly snacking on it.”

Years ago, while working for the chef Jean-Georges Vongerichten at the Bellagio hotel in Las Vegas, he would fold a slice in half and spoon in a smear of steak tartare. “American cheese is the perfect soft taco,” Mr. Dufresne said.

His habit might sound like one iconoclastic chef’s personal quirk. It turns out, though, that top chefs across the country — in Atlanta and Boston and even the high-minded precincts of Portlandia — are more than willing to own up to a particular corporate-food crush.

Michael Chiarello is an organic vintner and a spirited advocate for the integrity of straight-from-the-soil California cooking, but if you were to poke around in his pantry in the Napa Valley, he said, you’d find, “behind the almond butter and the hazelnut butter and the organic peanut butter with two ounces of oil on the top you have to stir up every time you want a sammy,” an aqua-topped jar of Skippy.

As an avid cyclist who often depends on peanut butter sandwiches for sustenance on long rides, Mr. Chiarello has a grievance with organic peanut butter. He equates it to “swallowing chalk.”

“I about fell off my bike trying to eat an organic peanut butter and banana sandwich, because you’re just choking,” he said. “There’s not enough water in your water bottle to get it down. You’ve got to smack yourself in the back of the head.”

Does Tony Maws conjure up his own aioli at Craigie on Main, his restaurant in Cambridge, Mass.? Of course he does. But the chef also calls himself “a complete sucker for Hellmann’s mayonnaise,” and can’t shake memories of dipping leaves of pressure-cooked artichokes into a cool jar of Hellmann’s when he was a kid.

“No other mayonnaise was acceptable in my house,” Mr. Maws said. “I’m also a sucker for Fritos. If I get in a car and I’m driving somewhere, there’s a bag of Fritos. I don’t know why. At the restaurant I make my own chips.”

What to Cook This Weekend

Sam Sifton has menu suggestions for the weekend. Hay miles de ideas sobre qué cocinar esperándote en New York Times Cooking.

    • Gabrielle Hamilton’s ranchero sauce is great for huevos rancheros, or poach shrimp or cubed swordfish in it.
    • If you’re planning to grill, consider grilled chicken skewers with tarragon and yogurt. Also this grilled eggplant salad.
    • Or how about a simple hot-dog party, with toppings and condiments galore?
    • These are good days to make a simple strawberry tart, the blueberry cobbler from Chez Panisse, or apricot bread pudding.
    • If you have some morels, try this shockingly good pan-roasted chicken in cream sauce from the chef Angie Mar.

    Food & Wine magazine recently picked Jenn Louis to join its latest crop of Best New Chefs for her cooking at two restaurants, Lincoln and Sunshine Tavern, in Portland, Ore., a city so zealously fixated on food sourcing that it has become an easy target for parody. Ms. Louis herself tends to eat in the conscious, healthy way she ate while growing up in Southern California. But she, too, has a weak spot or two.

    “Occasionally if there’s an ice cream truck going by, I love the old-school ice cream sandwiches,” she said. “We have great local ice cream up here. They don’t taste like that. But it’s very nostalgic. I really like how you peel the wrapper and you kind of lick around that rectangular ice cream sticking out of the little chocolate cookies.”

    Tellingly, perhaps, Ms. Louis is 40. A lot of chefs making waves right now grew up in the 1970s and ’80s, which means that, even if they had nutritionally vigilant parents, they developed their palates during a golden age for the unquestioned dominance of mass-produced treats and condiments.

    Americans tend to ask a lot more questions now: Is this beef grass-fed? Are those heirloom tomatoes?

    Thinking locally, growing organically and cooking with a farm-to-fork philosophy have indisputably raised the level of gastronomic dialogue in this country, but at times they’ve also fostered a sense of polarization.

    Aaron Bobrow-Strain, the author of an exhaustive new social history called “White Bread,” recalls buying a loaf of Wonder Bread (for book research) at a grocery counter in Walla Walla, Wash., where he lives, and getting a glare from a fellow citizen.

    “He looked at me like I was buying meth,” Mr. Bobrow-Strain said. “That’s when it struck me that this is about more than taste or health.”

    The way he sees it, arguments about food too often degenerate into a false duality between “the virtuous people” and “the pitiful people in need of saving who just can’t make the right decisions.”

    Phil Lempert, an industry analyst who bills himself as the Supermarket Guru, sees some of the stringent focus on “only local, only organic” as unrealistic, and out of step with how most people actually eat. “Unfortunately, in our food world, we think in terms of extremes,” he said. “That if it’s on a supermarket shelf and commercial, it’s bad. If somebody’s making it in their basement, not adhering to any food-safety standards or whatever else, it’s got to be good. We’ve got to relax just a little bit. And understand that there’s something in between.”

    Whether it’s Dan Barber on the East Coast or David Kinch on the West, chefs have played a pivotal role in elevating the dialogue about agriculture in the United States. But for some elite cooks, virtue doesn’t automatically delight the tongue. Proudly “house-made” ketchup can be found in ramekins at hundreds of brunch spots these days, but many chefs don’t actually like it.

    “I don’t want your house-made ketchup,” said Erik Anderson, who, with his fellow chef Josh Habiger, runs the kitchen at the buzzed-about Catbird Seat in Nashville. “I’m sorry. I’m sure it’s delicious, but it’s not the taste I’m looking for with my eggs.”

    Gabrielle Hamilton, the chef and owner of Prune, in the East Village, pointed out that as noble as it may be, house-made ketchup never seems to replicate the taste and consistency that our palates often expect.

    “They put too much cinnamon stick in it, or cloves,” she said. “It tastes like pie filling. They want it to taste like Heinz, and they can’t figure it out.”

    Linton Hopkins has tried. At the Holeman & Finch Public House in Atlanta, a restaurant that’s famous for (among other things) its double cheeseburgers, and at the nearby Restaurant Eugene, the 45-year-old chef created a house-made mix after becoming obsessed with replicating the flavor and flow of Heinz.

    “We make our own ketchup, but I used Heinz as our model,” he said. “Heinz just nails the umami of ketchup better than anybody. I personally spent weeks on the project, testing batches and matching it up against Heinz.”

    He has experimented, too, with echoing the crunch of a Ritz cracker. “One goal of mine is the saltine,” he said. “We haven’t accomplished that yet, but I love the saltine cracker.”

    And sometimes he simply incorporates a brand-name product itself, instead of trying to hatch its small-batch clone. “I use Coke all the time in our cooking,” he said. “I use it in barbecue sauce. Coke has a lot of aromatics in it. We rub it on suckling pig.”

    To his thinking, category-killers like Coke and Heinz have earned a place, whether you like it or not, as a central part of the American culinary landscape. “There’s nothing wrong with that,” he said. “Part of it is the fun of celebrating Americana and not turning an elitist eye to everything we do in America.”

    On some menus, that dab of supermarket-sourced ingredients can give a dish an extra layer of depth, even a wink to the past. At ABV Wine Bar in Manhattan, the chef, Corey Cova, is serving a “foie gras fluffernutter” that summons up the sticky smush of that Generation X after-school snack, all the way down to a bed of Wonder Bread.

    At Prune, Ms. Hamilton has long relied on Pepperidge Farm white bread to make the restaurant’s shrimp toast. To do so was a “researched and curated” decision, she said she ran scores of breads through the hot-oil gantlet to see which one worked best.

    “It’s the only one that stands up in the fryer,” she said. “It’s got excellent structure. Nothing else does it.”

    So what if it wasn’t baked by a squadron of bearded, monastic Brooklynites using a sacred strain of yeast that can be traced back to the Last Supper.

    “Some of these things are correct and delicious on their own terms,” Ms. Hamilton said. “They don’t need to be apologized for.”


    Ver el vídeo: SPARK. An Oregon Ode to Israel with Chef Jenn Louis. Sponsored


Comentarios:

  1. Rafiki

    ¡Eso va a ir!

  2. Sceley

    Sé cómo es necesario actuar ...



Escribe un mensaje